Consejos para escritores

Todos los que nos hemos enfrentado en alguna ocasión a un papel en blanco nos hemos preguntado si les gustará lo que hemos puesto a un lector en particular. Esperar que lo que uno escribe le guste a todo el mundo es un motivo para ir a la consulta del psiquiatra. Durante el trabajo de creación de textos, uno puede correr los riesgos que le parezca necesario sin mayor peligro. El rigor, el cuidado y el tema pueden ser totalmente irrelevantes.

Pero una vez que hemos terminado de contar nuestra historia es necesario revisarlo, para darnos nuevamente cuenta de la necesidad de comenzar una vez más. En leergratis nos gusta poner todas las convocatorias de concursos literarios de las que tenemos noticia, intentamos animaros a que presentéis vuestras obras. Sin embargo, a veces es preferible no mandar nada a hacer algo mal hecho y descuidado, por respeto a nosotros mismos y a nuestros posibles lectores.

escribir.jpgOtro consejo bastante sencillo consiste en limpiar los textos, tratando de no repetir las mismas palabras en un solo párrafo. Una vez hecho esto, es bueno releer el texto, cerrar los ojos y dejar volar a la imaginación para que las musas hagan su trabajo. Imaginación sí, pero hay que elegir objetos y temáticas que nos resulten familiares y que conozcamos perfectamente. De lo contrario es necesario documentarse. ¿Qué te sugiere el texto que has escrito? Utilizando los cinco sentidos podemos ser mucho más sinceros con nuestros lectores.

Luego ya elegiremos las frases de mayor impacto o las que nos interesen por su seducción o por ser frases bonitas o redondas. Lo importante es que dispondremos de un bagaje para esa parte de la historia, con lo que enriqueceremos nuestro texto y haremos crecer el interés del lector. Como escritores y escritoras tenemos que aprender a concentrarnos. Los expertos en estas cuestiones creen que las personas normales sólo pueden prestar atención a una cosa cada vez, por lo tanto si lo aplicamos a los escritores, deberemos aprender a concentrarnos en lo que realmente nos importa en ese momento.

Otro apartado curioso tiene que ver con las manías de los escritores. Se trata de disfrutar de curiosos rituales. Todos los escritores tienen su propio ritual diario, antes de ponerse a escribir. Algunos se levantan temprano, toman un copioso desayuno que consiste exactamente en lo mismo cada día y se llevan una segunda taza de café junto al ordenador. Otros empiezan su jornada de escritura haciendo cosas un poco más extrañas como hacer una tirada de cartas de tarot, otros miran la programación de la televisión en el periódico del día. El beneficio de estos rituales radica en que nos preparan para la tarea que vamos a realizar.

Busquemos y repitamos cada día un ritual que nos haga ordenar nuestro entorno, como por ejemplo limpiar el escritorio, quitar el sonido al teléfono para que no nos moleste mientras escribimos, o comer antes de escribir.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...