La colección, de Harold Pinter, envidias en el mundo de la moda

Harold Pinter, Premio Nóbel de Literatura en 2005, es el dramaturgo británico más relevante de las últimas décadas. Su obra se ha calificado como teatro ‘de la inseguridad’ por mostrar -como hace en La colección- un mundo hostil en el que las ilusiones del hombre fracasan.

La crítica teatral es muy dada a poner etiquetas a las diferentes tendencias escénicas. Muy conocida es la de ‘Teatro del absurdo’ aplicada al estilo creado en los años cincuenta del siglo XX por Eugene Ionesco y Samuel Beckett (sin olvidar el precedente de Alfred Jarry).

Heredero de éstos ha sido considerado el británico Harold Pinter (Londres, 1930), quién, probablemente, sea la máxima figura dramática del Reino Unido en las últimas décadas y que obtuvo el Premio Nóbel de Literatura en el año 2005.

Foto de un desfile de moda

El mundo de la moda sirve de escenario a La colección

No obstante, la obra de Pinter supera los límites impuestos por la de aquéllos para, en palabras de la Academia sueca, “devolver el teatro a sus elementos básicos: un espacio cerrado y un diálogo impredecible, donde la gente está a merced de cada uno y las pretensiones se desmoronan”. Pinter “descubre el precipicio que subyace en las diarias cuestiones cotidianas y fuerza la entrada a los cuartos cerrados de la opresión”.

Y no es ésta última una afirmación figurada. Desde La habitación, su primera obra, Pinter revela un gusto obsesivo por los espacios cerrados que asfixian a los personajes, obligándolos a romper su silencio. En estos ambientes opresivos, se desencadenan odios, celos e incluso fantasías sexuales contra los que sus criaturas son incapaces de reaccionar.

Pero no es moralizar la intención de Pinter sino mostrar un mundo contradictorio al que el mismo ser humano ha convertido en hostil para sus propios intereses e ilusiones y en el que el fracaso es la salida más habitual.

Todo ello se halla en La colección, drama escrito en 1961 para la televisión y que nos introduce en el mundo de la moda. En ella, el choque se produce entre dos parejas, Harry y Bill por una parte y Stella y James por otra. El desencadenante es un posible adulterio que puede haber sucedido durante un viaje a Leeds para participar en un desfile de moda.

Pero este hecho va convirtiéndose en irrelevante. Simplemente sirve para hacer aflorar la lucha por el triunfo que existe entre ellos, los celos profesionales y todas las rencillas que se dan en un mundo en el que abunda el dinero y en el que las apariencias, la mera conservación del estatus al margen de la verdad, es lo único importante.

La obra, con diálogos evasivos y muchas veces contradictorios revelan la inestabilidad del hombre en un mundo, como decíamos, hostil. Por algo se ha calificado la obra de Pinter como ‘Teatro de la inseguridad’.

Podéis leer la obra aquí.

Fuente: Biografías y Vidas.

Foto: Desfile de moda: Cvander en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...