Tres en una, primer intento dramático de ‘Clarín’

Es bastante frecuente que un escritor triunfe en un género cuando hubiera deseado hacerlo en otro. Así le ocurrió a Cervantes y también a Leopoldo Alas, ‘Clarín’, cuya afición por el teatro era enorme. Fruto de ella es ‘Tres en una’, pieza dramática de iniciación que reflexiona sobre los matrimonios de conveniencia.

Es bastante frecuente en el mundo de las letras que un escritor triunfe en un género cuando su anhelo hubiera sido hacerlo en otro. El propio Miguel de Cervantes, autor de la novela más universal de todos los tiempos, probablemente habría dado toda su fama posterior por haber tenido en el teatro el éxito de Lope de Vega, por otra parte, su irreconciliable adversario.

Y, cambiando de época, algo similar le sucedió al autor de otra narración universal, ‘La Regenta’, y de algunos de los más bellos cuentos que jamás se hayan escrito con el propio género dramático. Y es que Leopoldo Alas, “Clarín” (Zamora, 1852-1901) era un impenitente aficionado al teatro que hubiera sido dichoso si hubiera conseguido triunfar en él. No es casual que, en su obra cumbre, dedique un capítulo a la representación del ‘Tenorio’ que se realiza en Vetusta e impacta fuertemente en la sensibilidad de la protagonista, Ana Ozores.

Foto de Zamora

Una vista de Zamora, ciudad natal de 'Clarín'

A pesar de ello, “Clarín” sólo consiguió ver representada una de sus obras dramáticas, ‘Teresa’, y las críticas no fueron todo lo halagüeñas que él hubiera deseado. Posiblemente muchas de las negativas se debieran más a un ajuste de cuentas con el duro crítico que, por otra parte, era el autor que a la auténtica calidad del drama. Pero, como quiera que fuese, el hecho es que Alas jamás volvió a estrenar un texto teatral.

Del gusto de “Clarín” por el teatro nos da idea también el hecho de que la más antigua de sus obras conservada íntegramente sea dramática. Lleva por título ‘Tres en una’ y se trata de una pieza breve (un solo acto) que muestra una fuerte influencia del drama al estilo neoclásico y moratiniano, ya que se adapta a la famosa regla de las tres unidades –de tiempo, de lugar y de acción- y trata un tema muy del gusto del autor de ‘El sí de las niñas’, al que Alas admiraba profundamente.

Es precisamente en esta obra en la que el autor se basa para la trama sólo que el coaccionado a casarse ahora es un hombre. Tomás es un joven periodista al que tanto su padre como el director de su periódico y un amigo de la familia convencen para que realice un matrimonio de conveniencia del que todos saldrán beneficiados. Aunque en principio se rebela, finalmente acaba claudicando de una forma hipócrita. Sin embargo, finalmente, se produce una sorpresa. Se trata, en suma, de una obra iniciática del genial autor de ‘La Regenta’ que se lee con gusto.

Podéis leer la obra aquí.

Fuente: Cervantes Virtual.

Foto: FreeCat.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...