El legado de Miguel Hernández se traslada a Jaén

El legado de Miguel Hernández abandona la ciudad de Elche donde ha permanecido 27 años para instalarse desde el pasado martes en Jaén. Unos cinco mil manuscritos del poeta alicantino han llegado a Jaén y al Ayuntamiento de Quesada, municipio de donde era natural la esposa del poeta, Josefina Manresa, para ser estudiados, catalogados y expuestos.

El legado de Miguel Hernández abandona la ciudad de Elche donde ha permanecido 27 años para instalarse desde el pasado martes en Jaén. Unos cinco mil manuscritos del poeta alicantino han llegado a Jaén y al Ayuntamiento de Quesada, municipio de donde era natural la esposa del poeta, Josefina Manresa, para ser estudiados, catalogados y expuestos.

Miguel Hernández

Se trata de la primera parte del legado del poeta gracias a un protocolo para que sean estudiados y catalogados por el Instituto de Estudios Giennenses (IEG) y exhibidos posteriormente junto al Museo Zabaleta de Quesada (Jaén).

El acuerdo con la Diputación de Jaén se ha realizado con la nuera del poeta, Lucía Izquierdo, y los nietos del poeta María José y Miguel Hernández, aunque de momento, se desconoce la contraprestación económica que los herederos del poeta, que llevaban varios meses negociando, recibirán de las instituciones jiennenses.

El legado de Miguel Hernández se encontraba hasta ahora en la caja fuerte de un banco de Elche condenado a la oscuridad, sobre todo tras la decisión del gobierno local de revocar el anterior acuerdo para que los documentos siguieran en la ciudad otros 20 años, alegando la grave situación económica que vive el municipio.

La nuera del poeta, Lucía Izquierdo se ha quejado del “desprecio más absoluto” que ha recibido el legado de Miguel Hernández tanto del ayuntamiento de Elche, donde se encontraba como de la Comunidad Valenciana, por razones políticas y no por motivos económicos.

La administración de Jaén tiene sin embrago “un amplio y ambicioso proyecto cultural” en torno a este legado, que incluye nueve cajas de material sin catalogar donde hay poemas de Miguel Hernández y unas 300 cartas no conocidas del también poeta Vicente Aleixandre.

El presidente de la Diputación de Jaén, Felipe López, ha destacado que es “un orgullo” custodiar el legado del poeta y ha señalado que el objetivo final es la promoción y difusión de la obra y vida de Miguel Hernández.. En Quesada se instalará una exposición con objetos, libros, pinturas y documentos pertenecientes a Miguel Hernández, mientras que en Jaén en la sede del Instituto de Estudios Giennenses se estudiarán y catalogará los manuscritos del poeta.

La intención del Ayuntamiento de Quesada es apoyar un proyecto cultural que impulse el turismo en este municipio del parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas. “La idea es que el legado pueda autofinanciarse con las visitas del público” ha indicado el alcalde quesadeño, Manuel Vallejo. La localidad donde vivió Josefina Manresa, quien fue la que más luchó para preservar el legado de su marido, estuvo muy implicada con Quesada y con Jaén, donde combatió contra las tropas sublevadas durante la Guerra Civil.

Imagen: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...