Tom Sharpe, un serio escritor que nos hizo reír

El creador del sin par Henry Wilt murió ayer en la localidad gerundense de Llafranc a los ochenta y cinco años. Nos ha legado corrosivas sátiras de la pacata sociedad británica.

Tom Sharpe

Para sus vecinos del pequeño pueblecito gerundense de Llafranc, podía pasar por un británico más de entre los que viven en la zona. Lo veían dar paseos con su puro en la boca y, con frecuencia, tomarse un whisky en alguna terraza, dos de sus hábitos más arraigados. Sin embargo, Tom Sharpe ha vendido millones de ejemplares de sus libros y nos ha legado una de las figuras imprescindibles de la narrativa cómica: el peculiar profesor Henry Wilt.

Heredero de la tradición literaria de humor inglés, personificada en P. G. Wodehouse y Evelyn Waugh, ayer conocimos la noticia de su muerte a los ochenta y cinco años, víctima de una complicación de su diabetes. El Ayuntamiento de Palafrugell -municipio donde se encuentra Llafranc- está preparando actos de homenaje para quien fue su vecino más mundialmente popular durante muchos años.

Había nacido en Londres en 1928 y fue fotógrafo antes que escritor. Tras formarse en la Universidad de Cambridge, estuvo en la Marina pero, en 1951, decidió emigrar a Sudáfrica en busca de prosperidad. Montó un estudio de fotografía y se dedicó a retratar lo que veía. Y, como no le gustaba –entonces el Apartheid tenía plena vigencia-, optó por denunciarlo en obras teatrales. Una de ellas, ‘Natal’, le trajo problemas con el régimen y fue deportado a Inglaterra. Ejerció entonces la docencia en la propia institución donde había estudiado. En ella, al parecer, tuvo algunos discípulos un tanto brutos que le proporcionaron impagable materia prima para sus relatos. Así se aprecia en su novela, ‘Zafarrancho en Cambridge’, que narra la vida en Porterhouse (uno de los peculiares colegios de esta universidad), centro que expende títulos académicos con una sospechosa facilidad desde que su administrador dilapidó todo el dinero de la institución en Montecarlo y se ve obligado a subsistir gracias a las donaciones de los padres de los alumnos.

En el mismo Porterhouse se desarrolla ‘Becas flacas’, su siguiente relato. Sir Godber Evans, un rector bienintencionado que amenaza con romper el cómodo equilibrio de la institución, muere en un extraño accidente y su esposa se empeña en que ha sido asesinado. La policía deberá investigarlo.

Con ser estas historias descacharrantes, Sharpe se superó a sí mismo con la creación de Wilt, protagonista de once de sus novelas. Las andanzas de este profesor de politécnico que ve como una y otra vez su ascenso queda postergado y que odia «cordialmente» a su esposa, le granjearon fama mundial. Entre ellas, hay algunas extraordinarias como ‘Las tribulaciones de Wilt’, ‘Wilt no se aclara’ o ‘La herencia de Wilt’. Son todas ellas narraciones en las que Sharpe ridiculiza con humor corrosivo a la pacata sociedad británica, habituada a unas formas rígidas bajo las que –según el escritor- puede hallarse un mundo de engaños y anarquía sexual.

Pero Sharpe también siguió creando historias al margen del personaje que le dio fama. Inevitable, en este sentido, es citar ‘Los Grope’, que narra las vivencias de una antiquísima familia de Inglaterra cuyos orígenes, sin embargo, proceden de los amores de una fea y rústica mujer y un vikingo desertor. A la vista de ello, no hace falta señalar el tono de la obra. O ‘El temible Blott’, que nos presenta al matrimonio formado por Lady Maud, una aristócrata rural, y Sir Lynchwood, hombre avaricioso y amigo de inconfesables prácticas masoquistas. A ellos se suma Blott, el jardinero, que ama tanto a la señora como odia a Lynchwood. Cuando el Gobierno pretende que una autopista pase por sus tierras, estos peculiares personajes recurrirán a todas las argucias posibles para evitarlo, incluso a narcotizar a un funcionario y tomarle fotos obscenas.
Fue, en suma, Tom Sharpe un genuino inglés que disparó sus corrosivos dardos de humor contra todo lo británico. Descanse en paz.

Fuente: ‘El País’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...