La RAE vuelve a publicar el ‘Quijote’ de Avellaneda

La obra no está exenta de calidad literaria aunque no llega ni de lejos al modelo que pretende imitar.

quijote

Entre la publicación de la primera y la segunda parte de ‘El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha’ pasaron diez años (1605-1615), tiempo suficiente para que un avispado imitador tratase de sacar partido del éxito logrado por aquella primera entrega. Se llamaba Alonso Fernández de Avellaneda pero se especula con que podría tratarse de un pseudónimo.

El caso es que logró su propósito pues, aunque Cervantes arremetió contra él en su segunda parte, el desde entonces denominado «Quijote de Avellaneda» ha tenido numerosas reediciones y no escasa popularidad. La mejor prueba de ello es que acaba de ser vuelto a publicar por la Real Academia Española de la Lengua.

Y en honor a la verdad debe decirse que, si bien no alcanza ni por asomo las cotas de calidad de su modelo, la novela de Avellaneda no está exenta de virtudes. Los personajes son superficiales y simples pero también cuenta con pasajes cómicos y de cierto valor literario. Además, debemos agradecerle que, con su publicación y los ataques a Cervantes que contiene, precipitó la aparición de la segunda parte del «ingenioso hidalgo».

El ‘Quijote’ de Avellaneda presenta al protagonista -aquí Martín Quijada– cuerdo y en su aldea. Pero la llegada a ésta del caballero don Álvaro de Tarfe, quien le cuenta sus andanzas, le hará recaer en sus sueños heróicos. Partirá así de nuevo haciéndose llamar «caballero Desamorado» (poque ha renunciado a Dulcinea) y viviendo las más peregrinas aventuras.

La edición que ahora lanza la RAE se incluye en la coleción ‘Anejos de la Biblioteca Clásica de la Real Academia Española’ y se enmarca en los actos de celebración del cuarto centenario de la segunda parte de la obra cervantina. Es una pena que -como decíamos- no se sepa a ciencia cierta quién se ocultaba tras Avellaneda. A lo largo del tiempo, se han propuesto más de cincuenta nombres, entre ellos los de los poetas Bartolomé y Lupercio Leonardo de Argensola, Cristóbal Suárez de Figueroa y Jerónimo de Pasamonte. Todos ellos estaban próximos a Lope de Vega por lo cual muchos han querido ver la mano de éste tras el ‘Quijote’ apócrifo. Precisamente esta edición viene precedida de un interesante prólogo sobre el asunto a cargo de Luis Gómez Canseco.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...