Ricardo Menéndez Salmón, Premio Biblioteca Breve

El escritor asturiano obtiene el galardón por su novela titulada ‘El sistema’, una distopía futurista cargada de pesimismo.

salmon

Instaurado en 1958 por la editorial Seix Barral, el Premio Biblioteca Breve es uno de los más veteranos de nuestro país (pese a su interrupción entre 1972 y 1999). Su objetivo era lanzar a autores jóvenes y renovadores que tratasen temas humanos de actualidad. Entre sus ganadores, se hallan escritores tan conocidos y prestigiosos como Juan García Hortelano, Mario Vargas Llosa, Juan Marsé o Elena Poniatowska.

A ellos se suma ahora el asturiano Ricardo Menéndez Salmón (Gijón, 1971), quien lo acaba de obtener por su novela ‘El sistema’, una distopía de contenido político y tintes filosóficos en la que anticipa, justamente, la caída de eso que conocemos como «Sistema».

Licenciado en Filosofía y colaborador de varios periódicos y revistas, Menéndez Salmón se ha abierto un hueco en el panorama editorial español a base de reconocimientos. Ya su relato ‘Los caballos azules’ obtuvo el Premio Juan Rulfo en 2003. Posteriormente, su novela ‘La ofensa’ figuró entre los 10 mejores libros de 2007 y ‘Derrumbe’ sería calificada por ‘El país como «mejor novela de 2008» escrita por un autor de menos de 40 años.

En fin, después de otros premios menores a ‘El corrector’, ‘Asturias para Vera’ y ‘La luz es más antigua que el amor’, Salmón recibió el defintivo espaldarazo a su carrera con el Premio Las Américas a la mejor novela hispanoamericana aparecida en 2014 otorgado a ‘Niños en el tiempo’.

En cuanto a ‘El sistema’, ganadora del Biblioteca Breve’, su titulo hace referencia al nombre de la nueva sociedad que se nos presenta en la obra, un mundo futuro regido por «ideólogos» y «forenses» que se halla dividido en dos fuerzas opuestas: los Propios, ciudadanos de pleno derecho, y los Ajenos, que habitan en la marginalidad por haber sido excluidos tanto ideológica como económicamente. En definitiva, una distopía futurista que refleja un mundo -para nuestra desgracia- demasiado parecido al actual.

Vía: ‘El País’.

Foto: Hans Blumenberg en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...