Los Cien Mil Reinos, de N. K. Jemisin

Los Cien Mil Reinos es una nueva saga fantástica de N. K. Jemisin, donde la protagonista es una chica que se ve envuelta en la lucha por el poder de la Corona en la ciudad del Cielo, protegida por el único Dios existente, tras la desaparición de los otros dos.

Si te interesan los libros de fantasía, la autora N.K. Jemisin comienza una saga fantástica con la publicación de su primer libro «Los cien mil reinos«. La editorial Minotauro nos trae la historia de Yeine de Darr, una muchacha de diecinueve años que se ve envuelta en una lucha por el poder de la corona, en la ciudad del Cielo. Yeine es llamada a palacio por Dekarta Arameri, su abuelo y también el monarca de los Cien Mil Reinos, un reino protegido y designado por el Padre Celestial, el único Dios que queda tras la desaparición de otros dos.

Los Cien Mil Reinos

Se dice que los descendientes de Darr llevan en su sangre un secreto que se remonta a aquella lejana época en que los tres dioses caminaban entre los mortales. Es por ello que la protagonista duda sobre la causa de este interés repentino por su abuelo, quizás quiera casarla por conveniencia o revelarle ese secreto de sangre que podría llevarle a la muerte porque, según los libros sagrados, el saberlo equivale a estar muerto.

Yeine se da cuenta de que es una de las posibles herederas al trono pero conseguirlo no será nada fácil y se implicará en una cruenta lucha de poder en la que tendrá que luchar por su vida. En esta contienda irá acercándose cada vez más al secreto de la muerte de su madre y a la sangrienta historia de su familia. De esta forma, aprenderá lo peligroso que puede ser una situación en la que el amor y el odio están íntimamente ligados.

Lo que al principio parece una novela fantástica de trasfondo político realmente acaba convirtiéndose en una historia íntima y personal, cuyo eje central recae sobre la joven Yeine. A través de ella conoceremos la amistad, el amor, la venganza y otros temores que le sobrevienen cuando llega a la Ciudad de Cielo.

El libro está narrado de una forma personal, escrito en primera persona, lo que nos hace ponernos en la piel de la protagonista y meternos en la trama de los misterios del palacio y de su drama familiar. Un ejemplo de ello, es el hecho que Yeine interrumpe su propia narración hablándonos de sueños o recuerdos relacionados con aquello que nos estaba relatando.

Aunque se trata de la obra novel de N.K. Jemisin no ha dudado en incluir algunas de sus ideas feministas y antirracistas, todo ello presentándonos un mundo que, aunque imaginario, tiene mucho de realidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...