‘Manuscrito encontrado en Zaragoza’, de Jan Potocki

La literatura fantástica vivió su edad de oro en el siglo XX, pero ya antes había obras del género. Lo que es raro es encontrar una en pleno siglo de la Razón. Y sin embargo existe. Se trata de ‘Manuscrito encontrado en Zaragoza’, del polaco Jan Potocki, que narra las inverosímiles peripecias de un soldado por tierras de Sierra Morena y que combina lo absolutamente fantástico con elementos de otros géneros.

La literatura fantástica vivió su edad de oro durante el siglo XX, con autores como Isaac Asimov, Ray Bradbury y otros muchos. Pero ya en el XIX genios como Julio Verne habían asentado los cimientos para el género. Lo que es, indudablemente, una rareza es hallar una obra fantástica en pleno siglo XVIII, el de la Razón ilustrada.

Retrato de Jan Potocki

Retrato de Jan Potocki

Sin embargo, existe esa excepción y ahora la Editorial Acantilado ha tenido el acierto de volver a publicarla, con lo que tenemos la ocasión de hacernos con ella –todo aficionado a este tipo de narrativa que se precie debe tenerla en su biblioteca-. Se trata de ‘Manuscrito encontrado en Zaragoza’, del polaco Jan Potocki (Pików, 1761-1815).

Potocki era un aristócrata aficionado a la ciencia, la historia y la literatura. Pero, sobre todo, su pasión era viajar. Como más tarde harían los escritores románticos, se propuso descubrir el mundo y conocer sus rincones más típicos. Así, emprendió varios viajes por el sur de Europa y norte de África de los que sacaría muchos elementos para su única novela. Pero también visitó la Francia revolucionaria, conociendo a sus más relevantes personajes.

‘Manuscrito encontrado en Zaragoza’, publicada en 1804 pero escrita con anterioridad, constituye una auténtica rareza literaria. Y no sólo por su carácter fantástico, sino y sobre todo porque en sus ochocientas páginas pueden hallarse ingredientes variadísimos y que corresponden a otros géneros.


Sintetizando mucho, su argumento es el siguiente: en 1715, el oficial de la Guardia Valona Alfonso van Worden cruza Sierra Morena camino de Madrid, donde entrará a servir al Rey Felipe V. En su camino se encuentra con todo tipo de personajes –reales unos, ficticios otros- que le van narrando historias a cual más inverosímil y que tejen en su mente un laberíntico enredo que deberá desentrañar, al tiempo que lo hace el lector, al que le espera una sorpresa final.

Una vista de Sierra Morena (Andalucía), donde se desarrolla la novela

Una vista de Sierra Morena (Andalucía), donde se desarrolla la novela

La obra, estructurada en jornadas, constituye, de por sí, una construcción anárquica que, como decíamos, incorpora elementos de otros muchos géneros literarios y que muestra la cultura enciclopédica de su autor. Se trata de una creación absolutamente original, no ya para el tiempo en que fue escrito, sino para el presente.

Gran diferencia, por otra parte, con lo que  se escribe hoy, todo cortado por el mismo patrón, que no es otro que el instaurado por el inefable Dan Brown: intrigas inverosímiles que se enredan hasta el punto de que ni el propio autor sabe desenredarlas, mucha acción, múltiples escenarios y poco más. En vista de ello, lo mejor es hacerse con este clásico que no defraudará a nadie.

Fotos: Jan Potocki: Mathiasrex en Wikipedia | Sierra Morena: José Sánchez en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...