Heidi, de Johanna Spyri

Te presentamos Heidi, este clásico de la literatura infantil, obra de la escritora suiza Johanna Spyri, es protagonizado por la niña del mismo sobrenombre (su nombre real es Adelaida, como su madre) una pequeña huérfana que es dejada por su tía al cuidado de su abuelo, un hombre de porte y carácter imponentes, casi tanto como los Alpes suizos cercanos a la frontera con Austria, donde transcurre la historia.

Puedes leer gratis el cuentoclásico infantil (previo registro gratuito) Heidi.

Heidi es el nombre de un libro infantil de la escritora suiza Johanna Spyri, protagonizado por la niña del mismo sobrenombre (su nombre real es Adelaida, como su madre) una pequeña huérfana que vive en los Alpes suizos cercanos a la frontera con Austria.

Originalmente dividido en dos volúmenes: Heidi, en 1880, y De nuevo Heidi, en 1881, fue integrado en una sola edición a partir de 1885.

Heidi queda al cuidado de su joven tía Dete, la cual, al presentarse una buena oportunidad laboral de trabajo, decide dejar a la niña con su abuelo en la aldea de Dorfli, a pesar que estos jamás se han visto.

El abuelo, llamado por los lugareños «El viejo de los Alpes», es un hombre osco, de carácter seco bordeando lo ermitaño.

La pequeña rápidamente se enamora de la vida en los Alpes, disfrutando a diario de la naturaleza junto a su amigo Pedro, un niño que pastorea las cabras de los aldeanos, y que compartirá sus innumerables aventuras.

Heidi vive una infancia feliz, pero casi sin mantener contacto con otras personas, excepto la abuela y la madre de Pedro, pues su abuelo se niega rotundamente a enviarla a la escuela, la que considera una pérdida de tiempo.



La segunda parte de la novela, De nuevo Heidi, relata la vida de Heidi ya integrada a la sociedad y lejos de las montañas. Ha sido llevada por su tía, para trabajar como dama de compañía de una niña inválida, Clara Sesemann, miembro de una de las familias más importantes y opulentas de Fráncfort.

Clara padece una vida de encierro, acompañada sólo por la servidumbre y la Señorita Rottenmeier, su tutora, víctima de un padre y abuela ausentes, embarcados en continuos viajes por negocios.

Para Heidi, acostumbrada a la vida al aire libre y la ausencia de reglas, el encierro y la rigidez de la educación son opresivos. No obstante ello, entabla duraderos lazos de amistad con Clara y su familia. El padre de la niña inválida, al advertir la tristeza de Heidi lejos de sus Alpes, decide enviarla de regreso a las montañas.

Claro que Heidi deja una huella en la vida de la familia Sesemann, y porco tiempo después de la partida de su amiga, Clara viaja a visitarla a los Alpes, donde rodeada por bellos e imponentes paisajes, y cobijada en el cariño del abuelo, Pedro y Heidi, se esfuerza por lograr caminar.

La historia de Heidi ha sido llevada en numerosas oportunidades tanto al cine como a la televisión. En la pantalla grande, son 10 sus adaptaciones, mayormente estadounidenses o de países de lengua alemana. Quizás una de las más recordadas es la producción de 1937, en la cual la niña prodigio Shirley Temple personificaba a Heidi.

En cuanto a dibujos animados, la serie televisiva japonesa de Heidi le dio difusión mundial, convirtiéndose en un clásico de todos los tiempos.

También se han realizado obras teatrales y un drama musical, así como historietas, todas ellas basadas en el libro original de Johanna Spyri.

Muchos años después el traductor al idioma inglés, Charles Tritten, creó dos nuevas historias, Heidi y Pedro (o Heidi crece), relatando las vivencias de Heidi como maestra de escuela, y Los hijos de Heidi, en la cual Heidi pasa a un segundo plano.

Existen algunas diferencias substanciales entre la versión original de Heidi, de Johanna Spyri y Heidi crece y Los hijos de Heidi. Entre ellas, Heidi en el primer libro es descripta como una niña de pequeña, de cabello corto, negro y rizado, cuando cuenta con unos cinco a ocho años de edad. En Heidi crece, cuando tiene 14 años, su cabello es largo, lacio y claro. Cuando la posibilidad de teñirlo no estaba disponible en el 1900.

La región de Heidiland, en el Distrito de Landquart, ubicado en el cantón de los Grisones, es un popular punto turístico que se apoya en la historia de Heidi, y en el cual los visitantes pueden recorrer los paisajes donde se ambientara la historia.

La región se sitúa en plenos Alpes, cercana a la frontera de Liechtenstein y Austria, y alberga a Maienfeld, la ciudad más cercana al lugar que habitaba Heidi. En Maienfeld se puede encontrar La Casa de Heidi, una recreación de la cabaña del abuelo.

Johanna Spyri, cuyo nombre real fue Johanna Louise Heusser, nació el 12 de junio de 1827 en el área rural de Hirzel, Suiza. De niña pasó varios veranos en el área cercana a Chur, en Graubünden, lugar en que luego ambientaría en gran parte de sus novelas.

En 1852 contrajo matrimonio con Bernhard Spyri, un abogado. Mientras vivían en la ciudad de Zürich, Johanna comenzó a escribir acerca de la vida en la campiña.

Su primer libro, titulado, A Leaf on Vrony’s Grave, fue publicado en 1871, y al año siguiente aparecieron más historias tanto para niños como para adultos, entre ellas, el cuento de Heidi se transformó de inmediato en un gran y duradero éxito. Heidi, la historia de una niña huérfana que vive con su abuelo en los Alpes, no es sólo famosa por su vívido retrato del paisaje, sino también por su comprensión de cómo los niños perciben la vida y sus sentimientos.

Su marido y su único hijo, un varón llamado Bernard, murieron en el año 1884. Sola por completo, dedicó su vida a causas caritativas, y escribió más de cincuenta historias antes de su muerte en 1901. Fue enterrada en la parcela de la familia en el Cementerio Sihlfeld-A en Zürich, Suiza. Un icono literario suizo, el retrato de Johanna Spyri fue impreso en una estampilla en 1951, y en una moneda conmemorativa en 2001.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...