La Edad de Oro, de José Martí

Te presentamos los cuentos, ensayos y poesías comprendido en la revista La Edad de Oro, en los cuales se ve reflejado refleja su humanismo y compromiso con las causas encaradas.

Puedés leer gratis el libro La Edad de Oro, de José Martí.

Martí nació el 28 de enero de 1853, en la Habana, Cuba, de la unión del español Mariano Martí Navarro y la nativa de las islas Canarias Leonor Pérez Cabrera. Martí fue el hermano mayor de siete mujeres. Cuando contaba con cuatro años su familia se mudó de Cuba a Valencia, España, pero dos años después regresaron a la isla, donde inscribieron a José en una escuela pública local. En dicha escuela, conoció a Rafael María de Mendive, una fuerte influencia en el desarrollo de la filosofía política de Martí.

Además de ser un escritor, poeta, traductor, diplomático y periodista, José Martí también fue pintor.
En 1867 ingresó a la Escuela Profesional de Pintura y Escultura de la Habana para tomar clases de dibujo. A pesar de sus esperanzas de alcanzar el éxito, no logró ningún suceso comercial.

En 1869 publicó sus primeros escritos políticos, en el periódico El Diablo Cojuelo. Ese mismo año publicó Abdala, un drama patriótico en verso en el volumen La Patria Libre
. Su famoso soneto «10 de octubre también fue escrito durante ese año, y luego publicado en el periódico escolar de su colegio.

A pesar de este éxito, en marzo de ese año, las autoridades coloniales cerraron la escuela, interrumpiendo los estudios de Martí. Esto derivó en un temprano resentimiento por el régimen español que gobernaba su tierra natal, asimismo, desarrolló un fuerte odio contra la esclavitud, la cual aún se practicaba en Cuba.



El 21 de octubre de 1869, fue arrestado y encarcelado en la prisión nacional, por una acusación de traición del gobierno español. Más de cuatro meses después, Martí asumió la responsabilidad de los cargos y fue condenado a seis años de prisión. Su madre intentó arduamente liberar a su hijo (que a los 16 años aún era menor) escribiendo cartas al gobierno. Su padre acudió a un amigo abogado para asesoramiento legal, pero todos los esfuerzos fallaron. Eventualmente Martí cayó enfermo; sus piernas se encontraban duramente laceradas debido a las cadenas que arrastraban. Por lo tanto, fue transferido por el General a otro sector de Cuba, conocido como Isla de Pinos, en lugar de volver a encarcelarlo. Acto seguido, decidieron repatriarlo a España.

Allí, estudió derecho y escribió artículos de los errores españoles al regir en Cuba, incluyendo El presidio político en Cuba, en 1871.

Martí completó sus estudios y se graduó como bachiller de arte, además de obtener una licenciatura en derechos civiles. Luego viajo a Francia, donde pasó algún tiempo antes de regresar secretamente a Cuba bajo un nombre falso en 1877. No pudo conseguir ningún trabajo hasta que aceptó un cargo de profesor de historia y literatura en la ciudad de Guatemala.

En 1878, regresó a la Habana, y encontró allí trabajo, donde además nació su hijo José Francisco. Sin embargo, al año siguiente, fue arrestado y deportado a España otra vez
. Su mujer e hijo permanecieron en Cuba.

En 1881, Martí se trasladó a la ciudad de New York, sirviendo como cónsul agregado de Uruguay, Paraguay, y Argentina. Movilizó a la comunidad de exiliados cubanos, especialmente en la ciudad de Ybor (área de Tampa) y Key West, Florida, para iniciar una revolución e independizarse de España, mientras se oponían a la anexación de Cuba a los Estados Unidos, algo visto con buenos ojos por algunos políticos estadounidenses. En enero de 1892 fundó El Partido Revolucionario Cubano, con el propósito de obtener la independencia tanto de Cuba como de Puerto Rico.

En 1894, partió con el objetivo de viajar a Cuba y pelear por la revolución, pero fue interceptado en Florida
.

El 25de marzo de 1895, José Martí publicó el Manifesto de Montecristi, junto a Máximo Gómez, proclamando la independencia de Cuba, y poniendo fin a todas las distinciones legales entre razas. La amistad para aquellos españoles que no se oponías a la independencia, y la guerra a aquellos que se interponías en su camino.

El 11 de abril de 1895, Martí arribó a Cuba con una pequeña fuerza de rebeldes exiliados, incluyendo al Generalísimo Máximo Gómez y Báez
. Una vez reunido con el Ejercito Libertador, Martí obtuvo el grado de General Mayor. En los primeros días de mayo, él y Gómez se encontraron en la La Mejorana con el General Mayot Antonio Maceo y Grajales, segundo en comando del ejército después de Gómez Nadie sabe realmente de qué hablaron, el último registro quedó asentado en el diario de Martí, y las páginas relativas a ese día no fueron encontradas.

José Martí cayó en acción enfrentando a las tropas españolas en la batalla de Dos Ríos, el 19 de mayo de 1895. Gómez había notado que los españoles tenían una posición fuerte entre un grupo de palmeras, de manera que ordenó no trabarse en batalla.

Martí se encontraba solo, y viendo a un joven correo montado cerca suyo dijo: «Joven, a la carga». Esto fue alrededor del mediodía, y él se encontraba, como era usual, vestido con una chaqueta negra montando un caballo blanco, lo cual lo hizo un blanco fácil para los españoles.

El joven soldado, Angel de la Guardia, perdió su caballo y regresó a reportar la pérdida. Los españoles se apropiaron del cuerpo y lo enterraron en las cercanías, tras tomar conocimiento de su identidad, lo exhumaron. Se dice que no lo quemaron por temor a que las cenizas se introdujeran a sus gargantas y los asfixiase. Martí se encuentra enterrado en el Cementerio Santa Efigenia en Santiago de Cuba.

Muchos han señalado que Maceo y otros molestaban siempre a Martí por no haber participado nunca de un combate, lo cual lo puede haber llevado a esa carga suicida de dos hombres.

Algunos de sus «Versos sencillos» parecen una premonición: «Que no me entierren en lo oscuro/ A morir como un traidor/ Yo soy bueno y como bueno/ Moriré de cara al sol.»

José Martí es usualmente recordado como un gran poeta, patriota y mártir de la Independencia Cubana, pero también fue un traductor destacado. Si bien tradujo material literario por el mero placer que esto le brindaba, muchas de sus traducciones le fueron encargadas, y realizadas por las necesidades económicas durante los largos años de exilio en Estados Unidos. Martí aprendió inglés a una edad temprana. Y comenzó a traducir a los 13 años. Continuó haciéndolo el resto de su vida, incluyendo su tiempo estudiantil en España, si bien el período de mayor productividad fue durante su estadía en New York desde 1880 hasta su regreso a Cuba en 1895.

Como periodista, Martí estuvo muy involucrado escribiendo para las audiencias de habla hispana acerca del intento de asesinato y eventual muerte del Presidente Garfield en 1881. Valiéndose de diversas fuentes y periódicos de New York, Martí tomó los hechos básicos y los tradujo, agregándoles un toque personal, lo cual en su opinión era necesario para dar un tono emocional apropiado para una audiencia hispana. De esta manera, mostró sus habilidades como traductor, así como periodista y autor.

Martí también se desempeñó como diplomático en los años del exilio en New York, actuando como cónsul para varios países Latino Americanos
, y encargándose de sus negocios en esa ciudad, así como en varias conferencias en Washington.

Escribió para el importante periódico La Nación, de Buenos Aires, y sus cándidos comentarios para dicho medio durante la Primer Conferencia Inter-Americana en Washington, que tuvo lugar entre 1889 y 1890, proveen una rica contraposición a los escuetos comunicados de la organización. Obviamente Martí tuvo acceso a fuentes tras las bambalinas (especialmente del lado argentino), y sus columnas estaban salpicadas de referencias casi chismosas a lo que las delegaciones se dijeron unas a otras en privado. Sus comentarios de las tensiones entre la delegación anfitriona estadounidense y la delegación de la agresivamente independiente Argentina, son particularmente son reveladores

La guerra Hispano-Estadounidense finalizó aproximadamente tres años luego de su muerte. Sus mejores y más recordados trabajos son, La Edad de Oro, un libro para niños, y su obra poética Versos Sencillos.

La obra que presentamos hoy, La Edad de Oro, fue una revista mensual para niños.

Su primer edición data de julio de 1889
, durante el exilio de Martí en Nueva York, dando forma a la causa revolucionaria que liberaría a Cuba del colonialismo español, y en la que Martí perdería la vida.

Martí logró publicar 4 números de la revista La Edad de Oro, la cual comprende cuentos, ensayos y poesías que reflejan su humanismo e idealismo. La universalidad de los valores humanos nos llega a través de un amplio espectro de temas y épocas tratadas.

Los cuatro números de la revista fueron recogidos en un libro con el mismo nombre
.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 3,00 de 5)
3 5 1
Loading ... Loading ...