Tennessee Williams y el profundo sur

El siglo XX ha sido, probablemente, el mejor dentro de la corta historia de la literatura norteamericana. A los grandes novelistas vinieron a unirse excepcionales dramaturgos como Tennessee Williams, cronista del profundo sur estadounidense y que muestra en sus obras a hombres fracasados que acostumbran a chocar con la estrecha moral de su tierra. Esto ocurre en Dulce pájaro de juventud, en la que un fracasado actor retorna a su pueblo, donde no ha dejado buen recuerdo y es rechazado por la sociedad de aquel.

 

El siglo XX ha sido, sin duda, el más prolífico de la corta historia de la literatura norteamericana. Iniciado por una excepcional generación de novelistas, pronto se incorporaron poetas y, sobre todo, dramaturgos. A los Faulkner, Hemingway o Steinbeck, se añaden Eugene O’Neill y Tennessee Williams, entre otros.

Paul Newman hizo un magistral Chance Wayne en el cine

Paul Newman hizo un magistral Chance Wayne en el cine

Dentro de ellos, por otra parte, se produce un curioso fenómeno. Muchos habían nacido en el sur del país y esto se traslada a su obra. Frente al norte, más industrializado, amplias zonas del sur albergaban aún costumbres anacrónicas y un modo de vida rural, dentro del cual el racismo era una de las manifestaciones más evidentes.

Pues bien, estos autores sitúan sus obras en este profundo sur, mostrando sus costumbres e injusticias. Pequeñas poblaciones que parecen aisladas del mundo, en las que el ambiente moral es asfixiante y cualquier alteración de sus normas es castigada con la marginación y el ostracismo.

Uno de los escritores que mejor han sabido trasladar esto a sus creaciones ha sido Thomas Lanier Williams (Columbus, Mississippi, 1911-1983), conocido mundialmente -por el apelativo que le pusieron sus compañeros de universidad debido a su exagerado acento sudista- como Tennessee Williams.


Williams representa el arquetipo de escritor norteamericano: ejerció todo tipo de trabajos antes de alcanzar el éxito, tuvo problemas con el alcohol y las drogas e incluso de tipo psiquiátrico y un halo de incertidumbre envuelve su muerte, pues uno de sus hermanos mantiene que fue asesinado.

Pero, en cualquier caso, nos encontramos ante uno de los mayores dramaturgos del siglo XX. Premiado varias veces con el Pulitzer y con galardones de las asociaciones de críticos, sus obras se caracterizan por mostrar a perdedores enclaustrados en los citados ambientes asfixiantes del sur de Estados Unidos, argumentos a los que reviste de un estilo calificado como gótico sureño por la cantidad de giros dialectales de esa zona del país y, sobre todo, por mostrar un cierto anacronismo lingüístico.

Un tranvía llamado deseo es, quizá, la obra con la que suele identificársele, pero su producción se compone igualmente de otros dramas no menores en calidad. Entre ellos destaca Dulce pájaro de juventud, que, como la anterior, fue llevada al cine. Nos presenta a Chance Wayne, un hombre que regresa a su pueblo, del que se fue para intentar convertirse en actor de cine. El joven ha fracasado en sus aspiraciones pero no en su éxito con las mujeres: con Wayne viene una pareja, Alexandra del Lago, veterana actriz casi olvidada con la que se ha relacionado esperando que ello le facilitase un papel cinematográfico.

Casa de Tennessee Williams en Columbus

Casa de Tennessee Williams en Columbus

En el pueblo había dejado a una antigua novia, Heavenly, cuyo padre, cacique del lugar, le forzó a marcharse para romper esa relación, que consideraba peligrosa para su hija. Y ahora Wayne pretenderá retomarla. Ello unido a su reputación y a su fracaso hará que no sea visto con buenos ojos por la pacata sociedad de su tierra que ve en su regreso un elemento perturbador de sus tranquilas vidas.

Se trata, en suma, de un excelente drama que contiene todos los elementos mencionados del teatro de Williams –el sur, con sus costumbres y estrecha moral, el hombre fracasado que retorna a su tierra y es visto como un elemento que viene a alterar su tranquila vida y un estilo un tanto anacrónico-.

Puedes leer la obra en esta web.

Fotos: Paul Newman: Cinema_lasuperlati v2 en Flickr | Casa de Tennessee Williams: Roger Smith en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...