¿Cómo limpiar libros antiguos? Trucos que sí funcionan

Así puedes quitar la humedad de los libros

En plena era digital, existe un gran debate acerca de si es mejor leer libros en formato papel o en formato electrónico. Todavía somos muchos los que seguimos prefiriendo los libros tradicionales, los cuales cuidamos como nuestro más preciado tesoro. Para que los libros duren intactos durante muchos años debemos tener unas condiciones de temperatura y humedad óptimas en casa. Además, cada cierto tiempo tenemos que ocuparnos de limpiar los libros. Pero, ¿cómo hacerlo de la forma correcta? Estos son los mejores trucos.

Tenemos que empezar por la cubierta, humedeciendo una talla de papel y cubriendo con un trapo suave. Si se trata de una cubierta satinada siempre podemos utilizar un limpiador de cristales a la venta en cualquier supermercado. Ahora bien, a la hora de aplicarlo el limpiador se rocía sobre un trapo primero, no directamente en la cubierta del libro.

Para quitar los adhesivos de los precios, es tan sencillo como poner una pequeña cantidad de removedor en un trapo suave y luego pasar el trapo sobre el área con movimientos circulares.

Llega el momento de limpiar el interior de los libros. Existe un truco casero que recomiendan los expertos, que es muy barato y da muy buenos resultados. Se trata de pasar una rebanada de pan fresco sobre los bordes de las páginas. También podemos pasar el aspirador de mano con el accesorio para quitar el polvo.

Si las páginas de los libros presentan alguna mancha por el paso del tiempo, tenemos la opción de utilizar un borrador de vinilo blanco para hacerlas desaparecer. Para evitar que la página se arrugue, simplemente tenemos que hacer el movimiento del interior hacia el exterior. Si se trata de manchas grasientas, es tan fácil como colocar una toalla de papel entre las páginas, cerrar el libro y poner un peso sobre él. Luego tenemos que dejarlo actuar durante cinco días.

La humedad es la peor aliada de los libros ya que además de deteriorarlos por el paso del tiempo, también hace que huelan mal. Por este motivo es tan importante que nos preocupemos de quitar la humedad de los libros. Lo primero que debemos hacer es colocarlos en un lugar seco. Luego, ponemos cada libro de forma individual en una bolsa de papel con un poco de polvo de hornear. Tenemos que dejar que actúe durante 10 o 12 días. Si no funciona, podemos probar con arena para gatos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...