Invencible, una historia real de superación y esperanza

Vivió una infancia dkifícil, objeto d elas burlas de sus compañeros y lo superó. Se convirtió en uno de los mejores atletas de los Juegos Olímpicos de Berlín y solo un mes después fue llamado a filas para combatir en la II Guerra Mundial. Es la historia de superación de Louis Zamperini, una vida excepcional que la novelista Laura Hillenbrand recoge en su nuevo libro ‘Invencible’.

Hay vidas que llaman la atención por su capacidad de superación, de reponerse incluso cuando parece que la vida no te puede dar más golpes, de dejar atrás el pasado para mirar hacia delante y conseguir que el futuro sea esperanzador. Hay personas que son invencibles y ese es , precisamente  el título que Laura Hillenbrand, autora de ‘Seabiscuit’, ha utilizado para escribir la biografía novelada de Louis Zamperini, uno de esos personajes especiales.

En  junio de 1943, Louie Zamperini, bombardero de la Segunda Guerra Mundial y atleta olímpico, se encuentra tendido sobre una pequeña balsa a la deriva en la inmensidad del océano Pacífico. Junto a él yacen otros dos compañeros. Sus cuerpos están abrasados por el sol y un grupo de tiburones los acecha cada minuto. Llevan 27 días sin rumbo y hace mucho que perdieron la esperanza de ser rescatados. Un sonido metálico los alerta… es un avión —pueden ver su destello a lo lejos—, Zamperini arroja dos bengalas. Los náufragos se desesperan, pero de pronto lo ven reaparecer. La tripulación los ha visto. El avión empieza a descender y los hombres se percatan con espanto de que se trata de un bombardero japonés y de que ellos son su objetivo. No hay salida.

Portada de la novela 'Invencible'

Ese es el comienzo de ‘Invencible‘ (editorial Aguilar), un libro que engancha al lector desde la primera página y que, a medida que avanza, va dejándolo cada vez más atrapado en torno a la historia de la vida de un hombre que , pese a tener una infancia difícil supo sobreponerse a las dificultades.
Zamperini era hijo de inmigrantes italianos, por lo que cuando al colegio, tuvo serias dificultades para relacionarse con sus compañeros ya que sus padres no sabían bien el idioma y él tampoco lo manejaba con fluidez.  Fue objetivo de las burlas de los otros niños,  pero a  pesar de todo ello descubrió que poseía un increíble don para correr que lo llevó a participar en los Juegos Olímpicos de Berlín.

Al estallar la II Guerra Mundial, Zamperini, que actualmente cuanta con 94 años, se convirtió en aviador durante la guerra, una experiencia dramática que lo puso al límite en varias ocasiones y que lo dejo tendido en medio del océano a merced de su propia suerte (no desvelaré como termina la historia).

El libro de Laura Hillenbrand no decepciona. Basado en las entrevistas que la propia autora tuvo con el atleta y en la correspondencia que este envió a sus familiares, la novelista escribe el relato de una vida que, por encima de cualquier otra cosa, merece ser contada. Una historia, en definitiva, para devorar de una sola sentada.

Fuente: Ed. Aguilar

Imagen: Ed. Aguilar

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...