Mao, Jonathan Spence

Mao es una biografía imponente sobre la figura de Mao Zedung (o Mao Tse-Tung), el emblema de la República Popular de China desde 1949 hasta 1958.

Escrito por el experto en la historia china Jonathan Spence (1936- ), cuenta las andanzas de Mao desde su nacimiento, en 1893, de orígenes humildes y campesinos, abordando su infancia, adolescencia, juventud, su emergente carrera periodística y política, y sus continuos ascensos en el partido comunista del país.

Con un estilo plagado de párrafos largos para no perder la conexión de lo que se está contando, Spence consigue una biografía muy trabajada, logrando una improbable empatía del lector con el dictador asiático, a base de incidir en anécdotas y en una idiosincracia acorde con una persona perfectamente normal, que aprovecha las circunstancias a su favor y se defiende como puede, de manera que es posible comprender, según el contexto político y social de la China de la primera mitad del siglo XX, qué llevó a Mao a revolucionar el país a su manera. En un mundo en el que los fuertes ganan y los débiles pierden, Mao estableció unas directrices coherentes pero altamente abusivas, y Spence no evade narrar los defectos y las perversidades del estadistas, que tras una innumerable serie de desgracias, consigue salir adelante, pero sus fantasmas personales no desaparecen, de manera que el autor consigue, de manera implacable, humanizarle, observarle con compasión, identificarse con él.

Este logro, sin duda, ya hace que sea una biografía a tener muy en cuenta, ya que la complicada labor de resumir, de manera analítica, la vida de uno de los explotadores más poderosos del pasado siglo, es llevada con solvencia por Jonathan Spence, imponiendo dosis de objetividad y de insinuante opinión, con un lenguaje limpio y directo, muy adecuado para lo que se está contando, y totalmente pensado para describir de manera visual una vida repleta de tristes acontecimientos, imprimiéndose así un estado de melancolía hacia el lector.


Con contínuos saltos adelante y hacia atrás en el tiempo, se hace en ocasiones difícil la lectura, a pesar de las intenciones de Spence para evitarlo, y la parte central se resiente porque el impresionante ritmo de los capítulos iniciales rara vez se mantiene. Se explica la Revolución Cultural mediante la aversión de Mao al analfabetismo y a la incultura, y el régimen que impuso desde su personal versión del marxismo, a veces de forma brillante y otras monótona y aburrida. Aún así, es una de las biografías más disfrutables que pueden leerse, y aunque cada lector sea un mundo, es un documento indispensable para entender a Mao y a la China que le tocó vivir.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...