‘Stoner’, de John Williams

Una pequeña obra maestra sobre un hombre corriente que se ha convertido en novela de culto en Estados Unidos.

Universidad de Kansas

No es nada fácil que una novela escrita en 1965 se alce hasta los primeros puestos de ventas casi cincuenta años después. Tiene que tratarse de muy buena literatura para conseguirlo. Pero, bien pensado, las grandes obras son atemporales y universales y, en consecuencia, no tiene nada de raro. Ahí están para demostrarlo por ejemplo Shakespeare, Cervantes, Lope de Vega o Víctor Hugo, cuyos libros siguen vendiéndose como si hubieran sido escritos ayer.

La novela a la que aludíamos es ‘Stoner’, del norteamericano John Edward Williams (Clarksville, 1922-1994), que, publicada en España en 2013 por la editorial Baile del Sol, ha ido poco a poco aupándose hasta los puestos de privilegio entre los libros más vendidos.

Nacido en un pequeño pueblo de Texas, Williams participó en la Segunda Guerra Mundial y no fue hasta terminar ésta cuando pudo ir a la Universidad de Denver. Mientras estudiaba, escribió su primera novela, ‘Nada sino la noche’, y una colección de poemas. Tras ellas, apareció ‘Butcher’s Crossing’, una magistral revisión del «western» protagonizada por Will Andrews, un personaje que abandona el culto Harvard para trasladarse a un perdido pueblo de Kansas en busca de las últimas manadas de búfalos. Pero el Oeste que nos pinta el autor es muy diferente al de las grandes películas del género. Casi no quedan indios, los pistoleros han terminado en circos y el ferrocarril ha traído la civilización pero también la especulación sobre las tierras. Se trata, en suma, de un relato crepuscular sobre el fin de una era.

Algo de melancólico hay igualmente en ‘Stoner’, una novela autobiográfica en la que narra también -de algún modo- el término de una época, en este caso la de los pequeños agricultores artesanales. Pero, sobre todo, cuenta la vida del protagonista, William Stoner, hijo de campesinos que, con gran esfuerzo, es enviado a la universidad para estudiar Agricultura. Sin embargo, una vez allí y gracias a la perspicacia de un profesor, descubre la Literatura.

A lo largo de la obra, asistimos a la trayectoria de este hombre gris, ya convertido en profesor de Literatura: su boda con una mujer insípida, su paternidad, las mezquinas disputas académicas y una carrera de escaso éxito. Sin embargo, Stoner es una persona íntegra y el gran mérito de Williams es contar la vida de un hombre corriente con una profundidad y un acierto que convierten a esta pequeña novela en un manual de sabiduría humana y ello está al alcance de muy pocos escritores. Sin duda, magistral.

Vía: ‘El Placer de la Lectura’.

Foto: John McStravick.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...