Trucos para mejorar la comprensión lectora

La tranquilidad es clave

Uno de los problemas más comunes a la hora de estudiar, leer un libro o un artículo es la falta de comprensión. Por eso, en este artículo vamos a darte algunos consejos sobre cómo puedes mejorar tu comprensión lectora. La comprensión lectora es una destreza lingüística que se basa en la interpretación completa de un texto escrito. Básicamente es la capacidad de entender lo que lees. No es suficiente con conocer el significado de cada una de las palabras que forman parte del texto, sino que es necesario tener una comprensión global de lo que se está leyendo.

Conforme vayas mejorando tu comprensión lectora necesitarás menos tiempo para estudiar y serás capaz de extraer información, interpretar y reflexionar sobre lo que estás leyendo. En definitiva, serás un mejor estudiante, tu rendimiento aumentará y, seguramente, esto se vea reflejado en tus resultados.

  • Comprensión: no intentes leer velozmente, si es que al final del texto no llegas a entender la idea principal. Empieza analizando párrafo por párrafo para mejorar la comprensión del texto y entenderlo en su globalidad.
  • Velocidad: aspira a ser un lector flexible; es decir, capaz de escanear el texto y reconocer en qué parte está la respuesta. Además, es recomendable que primero leas las preguntas antes que el texto, pues así sabrás en qué parte prestar mayor atención.
  • Análisis: Contextualiza la lectura, reconoce en qué época se escribió, qué quiso decir el autor y cuál es su opinión. Alguno de los textos pueden ser polémicos y es necesario que puedas ser imparcial y separar tu opinión personal, de la postura del autor.
  • Notas: para evitar leer un texto por tercera vez, marca cada párrafo, señala la idea principal y toma notas mientras lees. Esto te ayudará a encontrar las respuestas rápidamente.
  • Tranquilidad: es necesario que leas en un lugar tranquilo para que puedas concentrarte. Toda tu atención debe estar en la lectura. Lee en silencio y sentado, disfruta lo que lees así es más fácil comprenderla.
  • Preguntas: cuando termines de leer, debes realizarte preguntas sobre el entorno del texto. La idea es que recuerdes lo sucedido. Así podrás darte cuenta si la comprendiste.

La competencia lectora no se limita a saber leer, sino que engloba la capacidad de darle un significado a lo que leemos. Para ello es necesario emplear una serie de destrezas cognitivas que se mejoran con la práctica, y que nos permitan hallar la idea principal del texto, comparar y contrastar otras ideas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...