Gisbert Haefs continúa su saga sobre Cartago

Una novela ambientada en la próspera ciudad de Aníbal que combina lo histórico con una trama detectivesca en la cual está implicados los círculos de poder.

cartago

Erigida por los fenicios en el norte de África, aunque si creemos la leyenda clásica habría sido fundada por la princesa Dido, Cartago fue una de las principales ciudades-estado de la Antigüedad. En su momento, llegó a tener 400.000 habitantes y una prosperidad que la hacía más importante que la mismísima Roma. Con ésta, precisamente, se enfrentó en las guerras púnicas, que terminaron con la desaparición de la República Cartaginesa y la total destrucción de su capital.

En su historia hay personajes tan relevantes como Amílcar Barca y, sobre todo, su hijo Aníbal. Además, Cartago nos ha legado la fundación de Qart Hadasht, la primitiva Cartagena. Por todo ello, es lógico que los autores de novela histórica se haya ocupado ampliamente de aquella civilización, desde Gustave Flaubert en su ‘Salambó’ hasta Ross Leckie, quien le ha dedicado toda una trilogía.

Sin embargo, probablemente, el novelista que más ha escrito sobre ella sea el alemán Gisbert Haefs (Wachtendonk, Renania del Norte, 1950), quien por cierto es licenciado en Filología Española y cuya novela ‘Los asesinatos de Cartago’ acaba de publicar en nuestro país Ediciones B. Bien es verdad que Haefs tiene otra vertiente como autor de novelas policíacas. Son las protagonizadas por el orondo Balthasar Matzbach, un personaje que vive de las rentas gracias a un invento que patentó y que gusta de la bohemia. Entre las novelas de esta saga, cabe citar ‘Asesinato en la colina’ o ‘Y en lo alto, un cuervo’.

Pero más éxito han tenido las narraciones históricas de Haefs con títulos como ‘Troya’, ‘La muerte de Marco Aurelio’ o ‘César, las cenizas de la República’. Y, sobre todo, las ambientadas en la ciudad de Aníbal. A ellas pertenece -como decíamos- ‘Los asesinatos de Cartago’, donde recupera un personaje aparecido ya en ‘El jardín de Amílcar’.

Se trata de Bomilkar, una suerte de jefe de la guardia cartaginesa, quien además debe resolver varios crímenes. Mientras investiga estos asesinatos, es enviado a Roma para desarrollar una tarea diplomática pero, estando allí, se le declara traidor en su tierra. No obstante, consigue regresar y descubre que, tras los delitos que indagaba, hay toda una red de intereses políticos en la que están implicados dos altos dignatarios cartagineses. En definitiva, Haefs escribe sobre una época que conoce bien y nos brinda una novela amena que combina la ambientación histórica con una intriga policíaca.

Vía: ‘Comparte Libros’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...