Octaedro de Julio Cortázar

Octaedro es una pequeña gran obra. Compuesta por ocho cuentos, cada uno de ellos independiente, pero imprescindible para la comprensión de la obra en su totalidad, la novela es un magnífico ejemplo de la escritura mágica con la que Cortázar cautivó a innumerables lectores. Sin duda, una lectura recomendable e imprescindible si se quiere conocer a fondo la figura de este autor inigualable.

Julio Cortázar

Julio Cortázar (Bruselas, 1914 – París, 1984) es un autor único. Sé que a mucha gente le llama la atención su escritura, el universo que crea con sus palabras, la forma de contar la realidad o la fantasía. No sé por qué, pero yo me siento especialmente vinculado a este escritor con mayúsculas. No sé si fue porque nací un mes después de su muerte o porque su novela Rayuela me encandiló completamente, pero conocer la obra de Cortázar supuso un antes y un después en mi vida. La cuestión es que Cortázar supo transmitirme la magia de su pluma. A partir de sus palabras comprendí la realidad de una forma diferente. Era como si la vida se hubiera cercado de un aura invisible que impregna de un aspecto mágico todo aquello que te rodea. Era como si la magia de su prosa poética se hubiera trasladado a mi realidad: a la realidad del lector.

Publicada en 1974, Octaedro de Julio Cortázar es una novela compuesta por ocho cuentos, cada uno de los cuales (Liliana llorando, Los pasos en las huellas, Manuscrito hallado en un bolsillo, Verano, Ahí pero dónde, cómo, Lugar llamado Kindberg, Las fases de Severo, Cuello de gatito negro) delimita el peculiar universo del escritor argentino. En estos cuentos, el autor agarra fuertemente situaciones inverosímiles y paradójicas que le suceden a sus protagonistas para lanzarlas al lector, que observa cómo lo real y lo irreal se entremezclan hasta chocar. Cada parte es independiente, pero imprescindible para componer este poliedro de ocho caras. Estos cuentos fueron publicados justamente un año después del Libro de Manuel, obra rodeada de una gran polémica debido a cómo el autor se desnuda políticamente. Éste fue uno de sus textos cumbres y, de hecho, es considerado como “la gran novela política de Julio Cortázar”.


Cualquier libro de Julio Cortázar es recomendable. Si nunca leíste uno, Octaedro es una buena manera de comenzar a introducirte en su universo. Es un texto corto y su lectura cultiva y enriquece el alma. Sin embargo, te recomiendo que si quieres sumergirte en la escritura de Julio Cortázar, elijas Rayuela. Esto lo digo no porque sea la obra más representativa del escritor argentino –que lo es–, sino porque a partir de su lectura podrás entender los otros muchos juegos que se hacen en obras menores, como Octaedro, donde lo fantástico irrumpe en lo cotidiano. De esta manera, cada vez que cierres el libro, tendrás el deseo irresistible de volver a abrirlo para seguir su lectura.

Foto: pedrugo en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...