‘Soy Pilgrim’, de Terry Hayes

El escritor británico, famoso por sus guiones cinematográficos, construye una novela de espías al más genuino estilo de Ian Fleming.

Soy Pilgrim

La novela de espionaje vivió su mejor época durante la «Guerra Fría». Entonces apareció el gran clásico del género: James Bond, la magistral creación de Ian Fleming. Y también publicaron sus obras otros grandes narradores como Eric Ambler, cuyos primeros libros se remontan, no obstante a los años 30; Robert Ludlum con su Jason Bourne; Frederick Forsyth y John le Carré. Pero, con la caída del Muro de Berlín, aquella situación prebélica del mundo se acabó y la novela de espías quedó ayuna de contenidos.

Bien es cierto que en un planeta tan convulso como el nuestro, donde el ser humano continúa empeñado en aniquilar a sus semejantes, era cuestión de tiempo que la narrativa de espionaje volviera por sus fueros, aunque cambiada y adaptada a la nueva época.

Buena prueba de que este proceso de transformación y retorno ha sido completado con éxito es la novela que acaba de publicar en España la editorial Salamandra: ‘Soy Pilgrim’, del británico Terry Hayes (Sussex, 1951), nada menos que 800 páginas de aventuras por el mundo que en ningún momento resultan aburridas. Un plan cuidadosamente trazado para atentar contra la Humanidad conecta cuatro sucesos sin aparente relación: el ajusticiamiento de un hombre en Arabia Saudí ante la impotencia de su hijo de 14 años; la aparición del cadáver de una mujer en Manhattan sin ningún tipo de pista para identificarla; el hallazgo de un científico en Damasco con signos de haber sido torturado y, finalmente, el descubrimiento de una bacteria letal en los restos mortales de unos cooperantes.

De engarzar todas estas piezas y desentrañar el misterio debe encargarse el protagonista de ‘Soy Pilgrim’, un espía de modales aristocráticos, culto e inteligente pero también absolutamente despiadado cuando la situación lo requiere. Podría decirse que recuerda a James Bond si no fuera porque el personaje de Hayes tiene algo de misógino.

Frente a él, se sitúa el Sarraceno, un terrorista biológico fanático pero también reflexivo. La novela, además, tiene un ritmo y un estilo marcadamente cinematográficos. No en balde, Terry Hayes ha trabajado siempre como guionista: a él se deben los libretos de películas como la segunda y tercera entregas de ‘Mad Max’ (junto al director George Miller), ‘Calma total’ o ‘Desde el infierno’. De hecho, el propio autor ya está preparando la adaptación al cine de ‘Soy Pilgrim’. En definitiva y con esta novela, la más genuina narrativa de espionaje ha vuelto.

Vía: ‘La Razón’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...