‘Un millón de gotas’, de Víctor del Árbol

Una novela que combina el género negro con el histórico y en la que destaca la complejidad de los personajes.

un millon de gotas

Un novelista que afirma tener como objetivo interpelar al lector y hacerle replantearse sus prejuicios sobre la vida tiene por fuerza que escribir historias de profundo contenido humano pobladas de personajes complejos. Y, si además señala como modelos al existencialista Albert Camus y a Fiodor Dostoievski, maestro del psicologismo, se hace más evidente aún que sus obras deben proponer hondos conflictos vitales que hacen reflexionar.

Ese novelista al que aludíamos es el catalán Víctor del Árbol (Barcelona, 1968), cuyos libros acumulan premios internacionales y autor de ‘Un millón de gotas’, a su vez escogida mejor novela en español del año 2014 por ‘Creatio Club Literario’, una asociación de blogueros especializados en Literatura.

Habitualmente, Del Árbol construye sus obras en dos planos temporales separados por décadas. El primero de ellos alberga un suceso trágico que ha marcado la vida de los personajes desde entonces hasta el segundo momento, cuando se desencadena la acción. Así ocurre en ‘El peso de los muertos’, donde la memoria de un hombre ejecutado condiciona el devenir de la trama, o en ‘La tristeza del samurái’, en la que un crimen de 1941 ha atormentado a varias generaciones de los Alcalá. Son «thrillers» crudos y descarnados en los que la culpa y el dolor se hallan a flor de piel, algo que también se aprecia en la otra novela del escritor catalán, ‘Respirar por la herida’, cuyo protagonista es un pintor atormentado por la muerte de su esposa y su hija.

Y todo ello está presente en ‘Un millón de gotas’, la obra que ha terminado de encumbrar a Del Árbol. Dos historias paralelas recorren sus páginas: de una parte, el brutal asesinato de Zinóviev, a quien parece haber ajusticiado Laura, una ex-polícia cuyo hijo fue a su vez matado mientras ella investigaba a una mafia rusa y que se ha suicidado; y de otra, la de Gonzalo, hermano de Laura, quien con motivo de la muerte de ésta rememora el pasado de su familia llevándonos hasta los años 30 del siglo XX para recorrer aquellos años terribles de la historia europea.

Si trabajado es el argumento, más aún lo son los personajes. Todos son criaturas complejas sobre las cuales Del Árbol no oculta nada: nos muestra sus virtudes y defectos para que seamos los lectores quienes nos formemos una opinión positiva o negativa acerca de ellos. En definitiva, ‘Un millón de gotas’ combina el género histórico con la novela negra, aunque lo realmente negro, más que en los asesinatos, reside en el sufrimiento de los personajes. Una lectura muy recomendable.

Vía: Web oficial del escritor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...