Los plagios de Alfredo Bryce Echenique

El plagio está penado, pero lo malo de esto es cuando se justifica abiertamente como ha hecho Alfredo Bryce Echenique, que tiene 32 denuncias por esto y 16 fueron probadas, con lo que debió pagar varias multas por ello. ¿Podemos confiar y elogiar a una persona así?

Alfredo Bryce Echenique

Vamos a iniciar una serie de artículos donde mencionaremos algunos autores con falta de imaginación, al extremo que necesitan recurrir al plagio para continuar vendiendo. Varios pesos pesados lo han cometido pero igual su séquito de fieles no lo reconocerán jamás. Es que esto del ser humano de moverse por pasiones, algunas veces deja mucho que desear.

Pero antes debemos hablar de quizá el escritor menos imaginativo de toda la historia: el peruano Alfredo Bryce Echenique, quien hace más de cuatro años fue acusado por primera vez de plagio y a día de hoy tiene 32 acusaciones en su haber. Otro dato interesante, ¡debió pagar multas por haber copiado 16 textos! Son casi todos, artículos, aunque en alguna novela podemos encontrar alguna cosilla.

¿16 Plagios de diversos artículos y textos publicados por otros, y es considerado uno de los escritores vivos más leídos de Perú? Vergüenza debería dar, pero por suerte ese país tiene a Vargas Llosa, quien se buscó el premio, no podemos negarlo, pero también debemos ser claros y decir que trabajó para ello como pocos. Al menos bastante más que Bryce Echenique.


Lo más triste de esta persona no es que necesite plagiar, sino que se escude diciendo que “el plagio, como decía Borges, es un homenaje”. Vale, pero ¿no crees que rindes demasiados homenajes? Su mejor amigo y ensayista Herbert Morote, de periodistas de La Vanguardia de España y tantos otros, no han comprendido que esto va de homenajes. Es lógico, el resto del universo está mal, no él, que simplemente es un incomprendido.

La situación empeora pues el escritor niega todo y dice que alguna vez se darán cuenta de la injusticia en la que es sometido. Pero cuando se le pregunta por algunos textos, como ser el que le plagió a Oswaldo de Rivero por quien debió pagar una de las multas, el autor dice “Ese fue un error. Le escribí, y allí sí me disculpé e hice público mi error”.

¿Un error? ¡¿Un error?! ¿Cómo puedes tener tanto rostro para decir que es “un error”? No hombre, no has tenido vergüenza, ningún sentido del honor para ser más claros. Te da igual lo que haces, mientras puedas lucrar con las ideas de los demás. Puedes hacer un homenaje, claro que sí, pero como escritor con gran trayectoria, ¿no sabes hacer citas? Eso es rendir homenaje.

Pero sí, el error es nuestro en decirle “escritor” o «articulista«, para ser más específico, pues no merece ese calificativo. No una persona que carece de imaginación por completo, pues escribir cosas absurdas y redundantes, o simplemente subirse a un tren de éxito como los 500 autores que escribieron un “después/tras/ secretos/etc. del Código da Vinci”, al menos muestran algo de ideas, algo que Bryce Echenique no posee, como queda demostrado en las denuncias que tiene en contra por plagio.

Fuentes y ampliación de información:
El País
El Comercio
Literaturas

Fotografía: Dominio Público, Magnus Manske en Wikimedia Commons

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...