5 trucos sencillos para leer más rápido

Leer en voz alta no es una buena opción

Leer es uno de los principales placeres de la vida, y lo más importante para disfrutar al máximo de él es elegir libros que realmente encajen con nuestros gustos y preferencias. Los expertos recomiendan no fijarse como objetivo leer X libros al mes o al año porque la lectura no debe tomarse como una carrera, sino como una actividad placentera. Sin embargo, hay ocasiones en las que necesitamos leer más rápido, así que conviene tener una serie de consejos prácticos en cuenta. Hay trucos para mejorar la velocidad de lectura sin, por supuesto, comprometer la comprensión.

  • Lo primero y más importante es que busques un lugar adecuado para leer, donde puedas estar tranquilo y en silencio. También es esencial que la postura y la iluminación sean las adecuadas. Sentarte frente a un escritorio es muy buena idea, siempre y cuando la mesa esté limpia y buen organizada. De lo contrario, te distraerás.
  • Leer en voz alta no es una buena opción si lo que quieres es leer más rápido. Ni siquiera susurres movimiento los labios. Hay quienes creen que leer en voz alta es lo mejor para estar más concentrado, pero lo cierto es que esto depende en mayor medida del entorno. Cuando lees en voz alta, en realidad lo que haces es repetir lo que ya has leído. Aunque al principio te resulte complicado, lo que tienes que hacer es escuchar a tu yo interior y no leer en voz alta.
  • Uno de los mejores consejos de los expertos para leer más rápido es el de utilizar un lápiz para guiar la lectura. El objetivo es que los ojos alcancen las palabras que vas señalando con el lápiz. Al igual que lo de no leer en voz alta, puede parecer algo complicado de cumplir al principio, pero con el tiempo te resultará sencillo.
  • La técnica de agrupar las palabras es una de las más efectivas. Empieza dividiendo las frases en grupos de tres o cuatro palabras, y, con algo de práctico, en poco tiempo serás capaz de leer renglones completos simplemente fijando la mirada menos de un segundo. Para practicar, puedes utilizar el lápiz para dividir las frases.
  • Y, por último, nunca regreses a los renglones de arriba o a la página anterior porque no has comprendido algo importante. Esto es uno de los errores de lectura más frecuentes. Tienes que confiar en tus ojos y en ti mismo.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...